Entrevista a Mónica Marina Navarro, Voluntaria Tutelar de Futumad

Dentro del Modelo de Tutela que defiende la Asociación Española de Fundaciones Tutelares (AEFT) se encuentra el Voluntariado Tutelar. Un tipo de voluntariado que se caracteriza por acompañar a la persona de manera individual, de forma personalizada y con una larga duración en el tiempo. Es una voluntariado “de uno/a a uno/a”, en donde el voluntario/a se implica de manera activa en la persona que apoya, compartiendo sus inquietudes e ilusiones.

El Voluntariado Tutelar contribuye así a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y su inclusión en la sociedad. Y con ello, los Voluntarios/as Tutelares apoyan a que se construya una sociedad más justa y solidaria.

Con el fin de compartir con el resto de las entidades del movimiento asociativo ubicadas en la Comunidad de Madrid este tipo de voluntariado, el pasado 29 de noviembre Mónica Marina Navarro, voluntaria de la Fundación Tutelar Futumad, participó en el Encuentro Autonómico de voluntariado organizado por FEAPS Madrid.

En dichas jornadas, mediante su intervención en el apartado “Presentaciones de experiencias de voluntariado: Voluntariado de persona a persona”, M. Marina Navarro relató las peculiaridades que fundamentan a la base social de las Fundaciones Tutelares.

Tras su experiencia en el encuentro, la voluntaria de Futumad relata para la Asociación su visión del voluntariado y los beneficios de esta práctica en la calidad de la vida de las personas con discapacidad intelectual.

Pregunta: En el año 2013 el Voluntariado Tutelar recibió el Premio Estatal de Voluntariado Social en reconocimiento de la labor que realizáis los voluntarios/as y para poner en valor el Programa del Voluntariado de la Fundaciones Tutelares. ¿Cuál consideras que es la esencia del éxito del Voluntariado Tutelar?
Respuesta: Creo que la esencia del Voluntariado Tutelar es que lo percibes como un placer y no como una obligación. El voluntariado de “persona a persona” genera un cariño tal que te acaba convirtiendo en un referente sentimental para la persona con discapacidad.
No es lo mismo realizar un voluntariado con un grupo numeroso de personas y hacer, por ejemplo, actividades de ocio, que llevar a cabo tareas del día a día con la otra persona. El Voluntariado Tutelar logra crear unos lazos afectivos muy importantes.

Sin títuloP. De tu intervención en el encuentro organizado por FEAPS Madrid destaca la mención que realizaste de la proximidad y la cercanía que tenéis los Voluntarios/as Tutelares a las personas que apoyáis. ¿Qué beneficios crees que tienen este tipo de voluntariado con respecto a otro tipo de voluntariado para la persona con discapacidad?
R. El voluntariado de «persona a persona» es beneficioso para la persona porque convierte al voluntario/a en su referente. Algo tan sencillo como poder llamarte directamente al teléfono si lo necesita, ya le es beneficioso. Además, te conviertes también en alguien de referencia para el resto de las personas con las que convive.

P. ¿Cómo crees que percibe una persona con discapacidad intelectual el apoyo de un voluntariado individual?
R. Como ya he dicho, creo que ellos lo perciben como algo realmente importante. Te ven como su persona de referencia. Pero la relación siempre es de amigos; no hay uno superior al otro, la relación siempre es de igual a igual y se retroalimenta.

P. Y para la persona voluntaria, ¿qué le aporta este tipo de voluntariado?
R. A mí personalmente me aporta mucho afecto, supone pasar un rato muy agradable. En mi caso, ver la sensación de felicidad que provoca a la otra persona el que yo vaya a verla, compensa incluso que tenga que hacer 30 km de distancia para poder visitarla. Hay personas que no tienen a nadie más (desde el punto de vista afectivo) que a su voluntario/a. La felicidad que provocas en el otro, a mí me recompensa todo.

P. Tal y como se vio en el Encuentro Autonómico, cada vez son más las entidades del movimiento asociativo FEAPS que se animan a desarrollar un voluntariado de “persona a persona”. ¿Qué consejos darías a aquellas que deseen llevar a cabo un voluntariado de este tipo?
R. Yo aconsejaría que se centren en gente comprometida y responsable. Gente que quiera hacer realmente voluntariado y que, aunque sólo se puedan comprometer dos horas al mes, si se comprometen, lo hagan de verdad. También les diría que sitúen a la persona en la realidad, que lleven a cabo actividades del día a día… que hagan actividades normalizadoras y que hagan visible a la persona.

P. ¿Y a los voluntarios/as?
R. Aconsejaría que estableciesen un contacto de igual a igual, normalizando todo aquello que hagan con la persona con discapacidad. Que traten a la persona como adultos, como a un amigo más.

VT logo+letra+esloganP. Como hemos visto, una de las características del voluntariado en las Fundaciones Tutelares es la larga permanencia de las personas voluntarias en su Programa. Después de ocho años siendo Voluntaria Tutelar en Futumad, ¿cómo consideras que es tu relación con la entidad?
R. La relación que tengo con Futumad es exquisita. Hacemos reuniones cada ciertos meses, y hacemos una reunión anual entre el voluntariado y las personas. Hay un contacto continuado en el que intercambiamos experiencias. Y esto es algo muy enriquecedor también para el voluntario/a.

P. El Encuentro Autonómico organizado por FEAPS Madrid guarda relación con el IX Encuentro Nacional de Voluntariado Tutelar que la Asociación llevo a cabo en el 2013 en Pamplona. En él, los voluntarios/as realizasteis un manifiesto a favor de la plena ciudadanía de las personas con discapacidad intelectual. De todos los puntos reflejados en el documento, ¿cuál consideras más importante? y ¿por qué?
R. A mí me molesta mucho el uso incorrecto del lenguaje, que se les llame “niños/as”, cuando son personas adultas.

“Manifiesto del Voluntariado Tutelar por la plena ciudadanía de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo”, punto 4: Que debemos cuidar mucho el lenguaje, cómo hablamos y nos dirigimos a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

También creo que es importante tratar a las personas como iguales, ni más ni menos. Para mí lo normalizador es lo más importante. No me gustan los “tropeles” de personas con discapacidad intelectual… no me parece ni normalizador, ni inclusivo, ni adecuado.

P. Haciendo referencia a la inclusión, ¿crees por lo tanto que los voluntarios sois constructores del cambio social?
Sí, totalmente.

P. ¿Cómo animarías a otras personas a que se hiciesen voluntarios/as?
R. Les animaría diciéndoles que piensen que hay personas que no tienen a nadie más. Que no tienen disponibilidad para salir, para vivir… para hacer algo realmente gratificante si no es junto con su voluntario/a.

P. ¿Te gustaría añadir alguna cuestión más sobre el voluntariado?
R. Sí. El otro día, después del Encuentro de FEAPS Madrid, me quedé con muy buen sabor de boca. La participación masiva que hubo me da a entender que el voluntariado es algo que realmente interesa. Que se está haciendo y que es importante para las entidades.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Antes de enviar te damos información básica sobre la protección de datos: RESPONSABLE: Asociación Española de Fundaciones Tutelares / G81488884 / Aviador Zorita 13, Oficina 208, 28020, Madrid / info@fundacionestutelares.org / 915718730 FINALIDAD PRINCIPAL: Gestionar la potencial relación comercial/profesional. Atender las consultas o remitir la información que nos solicita. DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan.INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de privacidad.