• Carta de Luis Perales –Presidente de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares– a Alberto Arbide –miembro fundador de la AEFT–, con motivo de su reciente fallecimiento

Son ya más de 39 años, los que llevo totalmente inmerso en este colectivo de la discapacidad intelectual. Tardé un poco en conocer el Movimiento Asociativo FEAPS, y fue ya en 1989, cuando me incorporé a la Junta Directiva de la Confederación. En esa nueva andadura, tuve el placer de conocer a muchas Personas, de una gran trayectoria en este apasionante mundo de la discapacidad, y tuve la inmensa fortuna de conocerte a ti Alberto.

En estos casi 40 años de trabajar para, por y con las Personas con discapacidad intelectual, siempre he admirado a los hombres y mujeres, que sin tener ningún miembro con discapacidad en su familia, se entregan de una forma altruista y desinteresada, a dar una parte de su vida, para conseguir su calidad de vida, en definitiva para hacerlos felices. Además estos magníficos y valiosos voluntarios, aportan una visión totalmente objetiva a las decisiones de los órganos de gobierno de nuestras entidades; siempre contarán con mi agradecimiento, y estoy convencido que también el de todos los que tenemos un miembro con discapacidad en nuestro seno familiar.

Pues precisamente, tú Alberto, has sido, y seguirás siendo en nuestra memoria, uno de esos maravillosos ejemplos de altruismo y entrega generosa; pero tú has sido bastante más que un ejemplo; tú has sido un autentico referente para los que hemos compartido contigo labores directivas, y para todos los que te hemos conocido.

Empiezas en 1967 colaborando en la Asociación Guipuzcoana ATZEGI, de la que fuiste Presidente, así como de la Federación Vasca. Entras a formar parte de la Junta Directiva de FEAPS en 1981, y en ella has estado hasta el año 2010. En 1983, promueves y asumes la Presidencia de la Fundación Tutelar ATZEGI, lo que demuestra tu clarividencia y previsión de futuro, pues esta primera Fundación Tutelar Española, nace seguidamente a la modificación del Código Civil en materia de Tutela; modificación que permitía la existencia de estas Fundaciones. Es en Marzo de 1995, cuando asumes la Presidencia de FEAPS, en unos momentos realmente difíciles, y marcas de forma eficaz y eficiente el rumbo de la Confederación hasta Noviembre del 2001, que pasas el testigo a nuestro amigo Pedro Serrano.

Ya en Junio de 1995 promueves, junto a nuestro admirado y recordado Federico Carlos Sainz de Robles, la Asociación Española de Fundaciones Tutelares, en cuya Junta Directiva has estado varios años como vocal (desde el año 2002) y como vicepresidente (durante 8 años). También has sido promotor del CERMI, y su primer Presidente desde el 1997 al 2003. En definitiva, una intensa y larga trayectoria, de más de 40 años, en este mundo de la discapacidad, al que llegaste de forma totalmente voluntaria. Por todo esto y por muchas más cosas, que harían estas humildes líneas un texto interminable, es por lo que te digo con sencillez y sinceridad, de corazón:

GRACIAS: Por haber sido mi amigo durante tantos años.

GRACIAS: Por aceptar la Presidencia de FEAPS, cuando en 1995 atravesaba una autentica crisis de concordia, sin una clara visión de futuro, cuando bien podemos decir, que la Confederación navegaba en medio de una seria tormenta, en aguas turbulentas o tenebrosas. Había que elegir un buen timonel, y quien mejor que tu, natural y vecino de una ciudad marinera, para encauzar y dirigir el rumbo de la nave. Contigo volvió la paz y se marcó la hoja de ruta que FEAPS necesitaba y estaba demandando. Contigo, FEAPS volvió a navegar con el viento a favor y con todo el velamen desplegado. GRACIAS, también por haber confiado en mí, en esos momentos de zozobra y concederme el honor de ser tu Vicepresidente, hasta que terminó mi tiempo de estar en al Junta Directiva como representante de FEAPS Castilla-La Mancha.

GRACIAS: Por lo que he aprendido a tu lado, y a todos nos has enseñado; por tu talante de diálogo, tu magnifico sentido común, tu capacidad de consejo, de escucha y comprensión.

GRACIAS: Por tu solidaridad, tu generosidad, tu tenacidad y tu incansable constancia, esa virtud por la que las demás virtudes dan su fruto.

GRACIAS: También a Ana, que durante tantos años, ha permitido y apoyado que su querido Alberto, nuestro amigo Alberto, nos haya dedicado a las Personas con discapacidad y a sus familias más de la mitad de su vida, de una forma totalmente altruista, quitándolo de su tiempo familiar, de su ocio y de sus otros compromisos sociales, y bien podemos asegurar que además, ha sido un esposo y padre ejemplar.

Querido amigo Alberto, no nos olvides, desde ese lugar de privilegio que Dios te tenía reservado por tus méritos, para que en el tiempo que aún nos quede de este peregrinaje terreno, no perdamos el rumbo en la dirección correcta, en beneficio de las Personas con discapacidad y sus familias.

Hasta que Dios me llame, y de nuevo pueda ser tú humilde y sincero colaborador, te vuelvo a decir: MUCHAS GRACIAS AMIGO ALBERTO.

Luis Perales, Presidente de la AEFT

icon-angle-double-right Noticia relacionada: «Fallece Alberto Arbide, miembro fundador de la Asociación Española de Fundaciones Tutelares»

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Antes de enviar te damos información básica sobre la protección de datos: RESPONSABLE: Asociación Española de Fundaciones Tutelares / G81488884 / Aviador Zorita 13, Oficina 208, 28020, Madrid / info@fundacionestutelares.org / 915718730 FINALIDAD PRINCIPAL: Gestionar la potencial relación comercial/profesional. Atender las consultas o remitir la información que nos solicita. DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan.INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de privacidad.